La Boda Vintage de Mario & David en Sevilla

28 de febrero, 2016 - BODAS - Comentar -

fotógrafo de bodas

Os dejo la crónica de una Boda muy especial. Una Boda especial, mágica, cargada de detalles, en la que, como dice mi eslogan, las emociones fueron las protagonistas. Emociones, sentimientos, detalles y Amor, mucho Amor entre ellos y para todos los que tuvimos el privilegio de estar ahí. Porque fue una boda diseñada milimétricamente para el disfrute de sus invitados, y eso es muyyyyyyy difícil de conseguir. Pero con ilusión, ganas y mucho cariño todo es posible.

Me siento un privilegiado por haber sido El Creador de Recuerdos de ese gran día en la vida de Mario y David. Sed muy felices pareja. Se os quiere mucho.

« Todo empezó en una mañana de Febrero, en la Sala Colón del Ayuntamiento de Sevilla. Allí se dieron cita familiares y amigos de esta singular pareja para ser testigos de su Amor, su compromiso mutuo y sus ganas de reivindicar muchas cosas.

Boda civil, emotiva, donde las pinceladas del pasado acudieron a ese salón en las lecturas que amigos de la pareja, realizaron para ellos.

Tras la ceremonia, la salida de  los novios por las majestuosas escaleras del Ayuntamiento, fue el preludio para un día que quedará grabado en el Recuerdo de todos los que estuvimos allí.

Una boda que se celebró en dependencias de una antigua casa señorial sevillana, restaurada y convertida en un coqueto restaurante, La Quinta Brasería. Un lugar con un encanto especial.

Allí nos recibió con su exquisita voz de musa del Jazz, Lorena, La Dame, que nos deleitó con un repertorio de standards del Jazz y otros temas de épocas pasadas que supuso toda una delicia durante el cóctel realizado en el patio central y exterior de La Quinta. 

Este fue una de las pinceladas de esta boda con aires Vintage de los años 30 que complementaron a la perfección con el look de los novios con sus trajes comprados directamente en Londres. Y detalles de complementos como los gemelos de las camisas confeccionados con teclas de una antiquísima máquina de escribir.

Un cóctel de lujo donde la variedad de sabores, y estilos no dejó indiferente a nadie y regados por unos caldos que fueron el anticipo a lo que vendría después.

Ambientazo por todo lo alto con invitados, amigos y la voz de La Dame de fondo.

Momentos que se sucedían y que nos llevó, un par de horas más tarde, a la parte superior donde estaban listos los salones para recibir a los comensales y donde el plato principal, faisán al foie, y las botellas de Camíns del Priorat, sorprendieron gratamente a más de uno. Y que continuó con la tabla de quesos franceses, maridados con un vino de postre francés que cautivó a todos.

Y la gran sorpresa y deseada por Mario y David: la presentación de su tarta nupcial desestructurada de la mano del confitero sevillano Manu Jara.

Todo un deleite para los sentidos.

Y de ahí a la fiesta, donde todos dieron rienda suelta al estado de felicidad compartida que ese día se vivía dentro de La Quinta.

Y yo, pues orgulloso de formar parte de esta fiesta de amigos. Una boda muy especial de un par  de locos bajitos adorables. Para el Recuerdo»

Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 3 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior Ver siguiente